Monumento a Salvo Ruiz (Manuel Salvador Ruiz) - Concordia - Antioquia

Monumento a Salvo Ruiz (Manuel Salvador Ruiz) - Concordia - Antioquia

Salvo Ruiz fue un músico y cantante colombiano nacido en Concordia (Antioquia) el 15 de julio de 1878 y fallecido Medellín el 1° de abril de 1961.

Este monumento se ve imponente en una de las esquinas de la parte baja del parque de este municipio, al lado de dos bustos y en la esquina opuesta de un monumento a Simón Bolivar. Estas cuatro esculturas adornan aún más este parque que de por si es muy bonito, todo empedrado y elaborado de manera tal que se aprovechó muy bien la gran inclinación en la que se construyó (Leí algo, no me acuerdo donde, que indica que la más grande amenaza en Concordia es decirle a alguien: "Te voy a empujar", debido a la pendiente de las calles del pueblo).

En "Wikipedia" encontré una de las trovas famosas de Salvo Ruiz, que dice:

Al mundo doy a saber
que fuí nacido en Concordia,
departamento de Antioquia,
República de Colombia.

Y sin ir a los colegios
los copleros me respetan;
¡que tal si hubiera estudiado
donde fueran los poetas!

De mozo fui tabaquero,
bailarín en los caneyes;
de ahí me nació la idea
de trovarle a las mujeres.

Esta noche canto aquí
para mañana llorar,
porque siempre la alegría
es la puerta del pesar.

En la placa que se encuentra al lado del monumento se puede leer con dificultad:

"Es mejor no recordar
el tiempo que ya se ha ido,
ser para después no ser,
era mejor no haber sido.
Salvo Ruiz,
Agosto 15 - 1873, Junio 1 - 1961. 
SMP, Agosto 15 - 1981"




El de atrás es Salvo Ruiz, al lado de Antonio José (Ñito) Restrepo (en primer plano), otro gran trovador.


Queda pendiente el autor de este monumento.

No puedo terminar esta entrada sin publicar otra poesía encontrada en la red en la página "ITUANGO ENERGIA DE COLOMBIA", en donde se encontrarán algunas más:

A los 27 años se caso con doña Ilduara,y en las siguientes trovas dio testimonio de este episodio de su vida

A los veintisiete años
Conseguí una compañera
De la costilla de Adán
Y de la raza de Eva

Y todavía me acompaña
Aquella buena mujer;
No se enoja porque canto
Ni le choca que yo beba

Dieciocho hijos hubieron
En esa sagrada unión
Doce viven en la casa
Y el resto en el panteón