Monumento a la fecundidad - Salvador Arango (SAAR)

Título: Monumento a la fecundidad
Material: Bronce fundido y concreto
Ubicación: Entrada norte al municipio de Envigado
Año: 1975

Este monumento a la fecundidad es otra de las hermosas obras del maestro Salvador Arango (SAAR), la cual fue donada en diciembre de 1975, por el Club Rotario de Envigado, a la ciudad en su bicentenario.

Cuando uno recorre la ciclovía los domingos, finalmente puede llegar a Envigado y en la entrada de este bello municipio se encuentra esta escultura con las líneas y el estilo característico del maestro Salvador Arango.

Se trata de una mujer en embarazo, sentada y en una posición que da la sensación de que está concentrada pensando... tal vez pensando en el ser que tiene dentro... en la nueva vida que va a traer a este mundo. Este es un buen tributo a la fecundidad femenina.

Le recomiendo gratamente a los turistas o demás personas que por algún motivo vengan a visitar a Medellín, que se busquen un buen espacio para dar una vuelta por Envigado y los municipios de los alrededores, donde encontrarán sitios muy agradables para pasar una tarde, ya sea disfrutando de una buena comida, de una discoteca o de uno de sus espacios verdes... Ah, y claro está, también de sus hermosas esculturas.





Fuente de la vida - Rodrigo Arenas Betancourt

Fuente de La Vida (Tentación del hombre infinito)
Autor: Rodrigo Arenas Betancourt
Material: Concreto y bronce
Dimensiones: 14 metros de diámetro x 14 metros de altura
Año: 1971-1974

Esta es una de las obras que me gusta mucho compartir con ustedes, porque de hecho, es parte de mi vida. Hace parte de mis recuerdos de muchos días en los que salía del Liceo de La Universidad de Antioquia (Liceo Antioqueño) y me iba con mis amigos a recorrer los alrededores de Suramericana y especialmente esta fuente que es hermosa.

Se trata de una obra monumental, como la mayoría de las que le conozco hasta el momento al maestro Rodrigo Arenas. Esta en especial es una obra que pesa 975 toneladas y tiene una longitud total de 44 metros. Fue calculada por el doctor Jaime Muñoz Duque, quien se ganó el Premio Nacional de Ingeniería en 1971.

Me da tristeza no haber podido tomar la obra con las bombas de la fuente funcionando. Esta es realmente una fuente que mueve una gran cantidad de agua que baña sus figuras y que finalmente crean una cortina circular sobre un gran lago artificial. Me agrada mucho saber que, hasta el momento, se ha respetado su espacio y es posible disfrutar la escultura desde múltiples ángulos sin problemas.

Tiene bastantes influencias a lo largo de toda su estructura. La primera de la que uno puede hablar y que por desgracia, sólo hasta ahora publicando la escultura me doy cuenta, es la calavera... si una calavera que tiene en su base y que es una representación de "Las Catrinas", originalmente llamadas Calabera Garbancera. Cada vez es más común esta imagen de la muerte en las celebraciones de México y que es un símbolo que tiene muchos años de historia en la cultura mexicana.

Más arriba se aprecia una mujer con un niño en brazos y, como cosa curiosa para mi, una mazorca de maíz que se encuentra bajo el vientre de la otra mujer. Más arriba se aprecia el cabello de esta mujer que se transforma en fuego y finalmente, en la parte superior, un hombre estirado por completo atrapando las estrellas.
   

Encontré en un artículo que les recomiendo (ver aquí), titulado "La belleza que nos dejaron  Arenas, Zapata... otras obras para ver" (Según parece, de Elizabeth Correa, publicada en la versión digital del periódico Gente). En este artículo dan varios números que nos muestran lo increible que es esta, una de las más espectaculares obras con la que cuenta, en mi opinión, la ciudad de Medellín.

Particularmente, a quienes habitan a Medellín o quienes se atrevan a hacer turismo en nuestra ciudad, les recomiendo un recorrido por los alrededores de el edificio de Suramericana, donde, además de esta espectacular obra de esta entrada del blog, pueden encontrar otras hermosas esculturas, espacios verdes para caminar y sentarse a descansar y/o hablar un rato y algunos restaurantes, bares y lugares para disfrutar un rato muy agradable.

Todavía extraño cuando me arrimaba a esta fuente de niño, con la ilusión de ver unos pequeños peces que la habitaban.... me pasaba horas recorriendo sus alrededores hasta que era hora de irme para mi casa que quedaba al otro lado de la ciudad.



En esta foto se aprecian las bellas zonas verdes de su alrededor... se las recomiendo.






El Pueblo Liberal de Zarzal a Jorge Eliecer Gaitán - Escultor desconocido - Zarzal, Valle del Cauca

"El pueblo liberal de Zarzal a Jorge Eliecer Gaitán"
Autor: Desconocido

Caminando por este bello pueblo hace algunos meses, y luego de preguntarle a algunos habitantes del parque central donde habían esculturas por allí, me dijeron que me dirigiera al "Parque Gaitán", que allí encontraría una escultura con mucha historia en la región.

Luego de dirigirme al parque, encontré una pequeña plaza con unos bellos árboles que dan sombra en el calor de esta bella tierra. En el centro de aquella plaza, habitada por algunas personas descansando y hablando en sus alrededores, encontré esta escultura de Jorge Eliecer Gaitán, elaborada a solicitud del pueblo liberal de Zarzal, Valle del Cauca.

Para quienes no conozcan quién fue Jorge Eliecer Gaitán, les voy a contar algunas cosas muy básicas, sin ser ambicioso con mi texto, ya que al respecto hay grandes historiadores que han dedicado importantes escrituras.

Jorge Eliecer Gaitán fue un político de Colombia candidato del partido liberal a la presidencia de la república para el período 1946 a 1950. Entre otros cargos, también fue alcalde de Bogotá, ministro de educación y de trabajo, y congresista.

Nació en Bogotá el 23 de enero de 1903 y falleció en esta misma ciudad el 9 de abril de 1948, fecha muy recordada en Colombia por que ese día comenzó una época conocida en Colombia como "La Violencia", luego de que se presentara el episodio conocido como "El Bogotazo". En este evento se presentaron violentas protestas y represión gubernamental en el centro de Bogotá.  Hecho que se extendió a otras ciudades y regiones del país, aunque con menos intensidad.

Como dato curioso encontré en el artículo sobre Jorge Eliecer Gaitán de Wikipedia (ver aquí), que después de Simón Bolívar, es la persona con más monumentos en Colombia.

En Zarzál Valle, no sólo es un monumento en un parque, sino que este tiene su propia historia, la cual indica que en la época de la violencia el primer busto de Jorge Eliecer Gaitán ubicado en este parque fue arrancado y se perdió de una forma desconocida. No se sabe si fue arrojado a un algiber por el barrio Bolívar o fue arrojado al río Cauca, según las versiones que se cuentan.

Este parque originalmente se llamó "Plaza de los Millanes" y era destinado a un mercado público. También encontré que cada 9 de abril, se lleva a cabo una ofrenda floral en el parque recordando aquel día fatídico en el que falleció, se presentó El Bogotazo y comenzó la violencia en Colombia. Les recomiendo visitar una página con parte de la historia de Zarzal, donde se encuentra más información al respecto (clic aquí).




El Bolivar que vivió debajo del monumento de Bolívar

Tuve la grandiosa oportunidad de vivir más de cuatro años en pleno centro de Bogotá, en el histórico barrio de "La Candelaria", donde se puede decir que se ha forjado mucha parte de la historia de Colombia. Allí una de mis tantas aficiones era salir a caminar los domingos por la mañana, por aquellas calles antiguas que, con poca gente y con la ayuda del sol de la mañana, se veían como si estuviera en un cuento de hadas (bueno.... como en un cuento de la Colombia Colonial). Finalmente casi siempre resultaba en el "Parque de Los Periodistas", el cual queda varias cuadras arriba de la famosa carrera séptima, subiendo por el "Eje Ambiental" (Nombre con el cual se denomina ahora a la Avenida Jiménez luego de su recuperación).

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón
"Templete al Libertador" - Pietro Cantini
Los fines de semana este parque toma una rutina diferente, gracias a que se vuelve un "mercado de pulgas", tal como se conoce a este espacio donde las personas interactúan con su pasado, con una mezcla de sentimientos y realizan el comercio de múltiples objetos, principalmente antigüedades.

Allí pasaba varias veces por cada puesto viendo y disfrutando las curiosidades que se pueden ver. Sin embargo, y sin darme cuenta, le daba varias vueltas al "Templete al Libertador", que es una obra de Pietro Cantini. En ese entonces (Ya hace cerca de cinco años) no me había surgido esta idea que mueve el blog de conocer más sobre las esculturas de Colombia y sus historias.

Finalmente, todo lo anterior se vuelve un preámbulo para hacer referencia a una noticia que encontré hoy publicada en el diario El Tiempo y que titula "El hombre que vivió 40 años debajo de la escultura de Bolívar" (periodista Santiago Gómez Lema - publicado el 14 de septiembre de 2014).

Se vuelve esta una de las muchas anécdotas que he ido encontrando (e iré publicando) y que hacen parte de la historia de las esculturas de Colombia. Entonces, el centro de esta entrada del blog es "El Bolívar" que vivió... y que cuidó... el monumento de Bolívar. Hago referencia al Bolívar en relación al señor Manuel Fandiño, como un gran héroe (guardando las proporciones) que cuidó durante muchos años este monumento.

Nunca imaginé, luego de darle las muchas vueltas a este gran monumento, que allí habitaba el señor Manuel Fandiño desde hace 40 años. La historia habla de cómo en contraprestación le invirtió mucha parte de su vida al monumento, incluso enfrentándose con grafiteros e indigentes que le hacían algún daño a la obra.

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón
"Templete al Libertador" - Pietro Cantini
Por otro lado, también se indica que, de todas manera, la obra ya ha sido saqueada y a Bolívar le han robado el mundo de sus manos y su espada. Otro caso típico de vandalismo que ha hecho que se pierda mucha parte de la historia de las Esculturas de Colombia.

También, y viéndolo por un lado más amable, es una grata noticia saber que el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural va a restaurar esta bella obra. Claro está, no dejo de pensar en qué será del futuro del señor Manuel Fandiño, que le dedicó tantos años de su vida a este monumento... espero que pueda hacerse de alguna manera a un buen lugar para pasar sus últimos años de una manera digna.

Les recomiendo que lean la noticia (aquí), en la cual además se hace referencia a otro artista: el pintor Luis Germán Barrera, quien finalmente falleció dentro del monumento en el 2003.

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón
"Templete al Libertador" - Pietro Cantini
Ah.... y finalmente me pregunto.... será Bolívar quien vivió debajo del monumento?... por la valentía del señor Manuel Fandiño, pienso que fue un héroe gracias a quien todavía hay monumento para restaurar. Fue un Bolívar que vivió y cuidó durante cerca de 40 años un monumento a Bolívar.

Monumento al Deporte - Fanor Hernández

Monumento al deporte
Autor: Fanor Hernández
Material: Fundición de hierro y bronce
Ubicación: Carrera 70 x calle 43 D
2003

Esta es una bella escultura que encontré justo en una esquina de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot. Es una muy bonita escultura en la que se ven una pareja de deportistas con una gran gracia y llevando la llama deportiva. Obviamente, la Unidad Atanasio Girardot, como máximo escenario deportivo de la ciudad de Medellín, es un gran espacio para ubicar esta obra, aunque, para mi gusto, estaría de acuerdo con que se hubiera ubicado más adentro de la Unidad.

Encontré información bien curiosa de esta obra, que fue emplazada junto a la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, con motivo de la celebración de los Juegos Suramericanos. Esta obra no fue realizada ese año (2010 cuando se realizaron los juegos), ni teniendo como referencia el antes citado evento. La obra había sido instalada en un pedestal que parecía la parte superior de un puente y luego guardada por varios años para protegerla de actos bandálicos, hasta que se instaló nuevamente con un pedestal diferente. Es decir, la obra fue realizada muchos años atrás, cuando no se había concebido la realización de los Juegos Suramericanos en Medellín.

Abajo verán en la bibliografía una tesis que he estado leyendo y que me ha tenido bastante entretenido por estos días.... que buen trabajo... se los recomiendo.

Fuente: VILLALBA Storti, Paolo Antoni. Entre Ruinas, Lugares y Objetos Residuales de la Memoria. Universidad Nacional de Colombia sede Medellín, Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, Maestría en Estética. Medellín, Colombia. 2012.

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón

Fotografía: Leonardo Bernal Tobón

Alegria de vivir - Salvador Arango

La alegría de vivir
Artista: Salvador Arango (SAAR)
Material: Bronce fundido y piedra bogotana

Una muy bonita escultura del maestro Salvador Arango, la cual fue difícil de documentar fotográficamente debido a las múltiples actividades que se desarrollan a su al rededor, lo que hizo que tuviera que ir varias veces al centro comercial hasta que por fin un día en semana pude tomar estas fotografías que hoy puedo compartir con ustedes. Evidencia de lo que yo digo se ve al rededor de la escultura donde se aprecian todavía elementos que hacen parte de una actividad que se había estado realizando ese fin de semana en este lugar.

Se trata de cuatro personas con sus brazos extendidos al cielo, como agradeciendo al cielo la vida, agradeciéndole al cielo todo lo que diariamente nos brinda y las alegrías que a diario podemos tener por la vida.

Ya he hablado de la forma particular que tiene el maestro al realizar sus esculturas que, tal como lo encontré en un artículo de El Colombiano, donde dice: "...los pies de sus figuras no son pies, ni siquiera interpretación de pies, sino cascos... tampoco hago dedos en las manos, ni orejas ni cabello, y los rostros son insinuaciones..." (ver artículo aquí). Esto estaba publicado en un artículo del 28 de noviembre de 2010, escrito por Julio Cesar Herrera.

Se trata de unas figuras con las manos extendidas al cielo... tal como si se quisieran despegar de la tierra, pero indicando más un sentimiento de agradecimiento.

Es una escultura en bronce fundido y piedra bogotana que originalmente se encontraba a la entrada del centro comercial y que posteriormente fue trasladada aquí a una de sus plazoletas internas y ubicada bajo techo.

Se trata de una linda obra que entra a cumplir una doble misión de ornamentación y lúdica en uno de los centros comerciales tradicionales de Medellín, como es Oviedo.







Retorno - Salvador Arango (SAAR)

Retorno
Autor: Salvador Arango (SAAR)
Técnica: Bronce
Ubicación: Urbanización Bagatela Campestre - Cra 39 No. 13 sur-110 (Poblado)
1990

En uno de mis recorridos a pie por los callejones del barrio El Poblado de Medellín, y casi antes de devolverme, me encontré esta bella escultura de Salvador Arango. Se trata de una mujer con un hermoso vestido que se complementa con la forma particular de las líneas (ó curvas) con que realiza las esculturas el maestro Salvador Arango.

Es de las esculturas que pocas imágenes se aprecian... no se si será por lo escondida que se encuentra en los callejones del Poblado. Sin embargo, conserva el estilo geométrico que el maestro mantiene en sus esculturas (conocido como geométrico conceptual según pude investigar).

Se aprecia una mujer con una rodilla en el piso y sosteniendo en sus manos y en la otra pierna un canasto con algún producto. Me llama la atención la mirada de esta hermosa dama, ya que es como si tuviera a alguien al frente, de pie, y la tuviera gratamente sorprendida. De todas maneras, todavía desconozco la intención del maestro con esta obra, pero los gestos y las formas de esta bella mujer me enamoraron... como muchas de las obras de SAAR.









Madremonte - José Horacio Betancur

Obra: La Madremonte
Escultor: José Horacio Betancur
Material: Concreto vaciado
Ubicación: Jardín Botánico - Medellín
1953

Según he leído fue la primera escultura de una serie que se dedicaría a los mitos de Antioquia y elaboradas por el maestro José Horacio Betancur a partir de 1953.  Esta obra que inicialmente se expuso en La Casa de La Cultura, luego fue ubicada en el Cerro Nutibara y en 1986 fue trasladada al Jardín Botánico de Medellín, al lado de la laguna natural que se denomina Francisco José de Caldas.

Esta obra es una de las primeras Esculturas Monumentales (junto con La Bachué -1954-, y El Cacique Nutibara -1955-), que como dato particular fue elaborada y costeada completamente por el artista, ya que el Estado no le brindaba su apoyo.

La leyenda de La Madremonte hace alusión a una mujer vestida completamente de vegetación y que vivía en la profundidad de los bosques. Su rostro se encontraba cubierto por su cabello y caminaba dando grandes gritos, como si se tratase de muchas fieras. Aunque se dice que se ha escuchado, nadie la ha visto porque su silueta se desvanece rápidamente en la selva y su rostro está cubierto y siempre en la oscuridad.

Se trata de una mujer que cuida las selvas, vela por que haya lluvia, viento y en general todo lo necesario para mantener la vida en la selva. De aquí que odie a los leñadores y a los cazadores, y en general a las personas que se dediquen a destruir la selva y sus recursos.

Por lo anterior, en mi opinión personal, la ubicación de la Madreselva en el Jardín Botánico fue muy acertada. Creo que vamos a necesitar de su ayuda, ya que no se si gratamente o con preocupación, encuentro que cada vez son más los visitantes a nuestro Jardín Botánico. Por un lado, esto es bueno ya que se está cumpliendo con el objetivo de tener un espacio público para las personas de Medellín y quienes nos visitan; sin embargo, por otro lado, me parece que cada vez va a ser más complicado el mantenimiento de este gran espacio natural y pienso que guarda muchas especies de vegetación muy delicadas. Algunos daños que puedan presentarse, pueden tardar años en ser enmendados.

Esperemos que las campañas para el cuidado del Jardín Botánico nos permitan disfrutar muchos años más de este bello espacio en unas condiciones óptimas, y así poder tener feliz a La Madremonte cuidando de su selva en el centro de la ciudad.

Se trata de una escultura de un metro de alto por tres de largo, con un peso de dos toneladas que fueron vaciadas en concreto, previa elaboración de un modelo en barro.









Las Siamesas - Ramón Echavarria

Las Siamesas
Escultor: Ramón Echavarria
Material: Resina pintada
Agosto de 2014
Ubicación: Parque de los Deseos - Medellín
Justo al lado de La Casa de la Música

Antes de cualquier comentario... felicitaciones al maestro Ramón Echavarría por esta hermosa obra que será parte de nuestro legado cultural en Medellín.

He podido conocer la obra del maestro Ramón Echavarría a través de unos hermosos murales que tiene aquí en Medellín y porque he tenido la fortuna de que el maestro me acepte como su amigo en Facebook. Esta semana estaba hablando con un amigo común (Mauricio) que amablemente todos llamamos Mincho, quien me contaba que una de las grandes virtudes del maestro Ramón Echavarría es su humildad, la cual es complemento de su grandeza artística.

En facebook pude entonces seguir el proceso de la escultura y siempre me preguntaba lo mismo.... dónde y cuándo la irá a exponer. Me descuidé y cuando la vi nuevamente en facebook me encontré gratamente que la ubicó en un sitio muy popular y turístico de nuestra ciudad, que se encuentra entre La Universidad de Antioquia, El Parque de los Deseos, El Parque Explora y El Jardín Botánico.

Gratamente le digo maestro... he pasado en esta semana varias veces por el lugar donde está la escultura y no han faltado personas admirando la escultura y tomándose fotografías a su lado. De hecho, cuando tomé estas fotografías me tocó esperar a que las personas continuaran su camino y me permitieran tomar las fotografías que hoy traigo al blog.

En las fotografías del proceso, publicadas por el maestro en su cuenta de facebook, se aprecian "Los escultores asistentes pula que pula", tal como se cita en una de las fotografías. Primero creando un bello prototipo, luego elaborando los moldes en fibra de vidrio (que hasta los moldes son una hermosa obra), luego muestra Las Siamesas en la puerta del taller hermosamente blancas y lista para el proceso de pintura. Finalmente, luego del proceso con varias capas de pintura, se ve surgir esta hermosa escultura.

El 3 de julio el maestro publica una fotografía ya con la escultura ubicada sobre un remolque y como el cita: "...Luego de subirla al trailer y asegurarla , la transportamos a un lugar provisional para desempacarla y ajustarle los últimos detalles. .. Se pondrán las clavijas plateadas y otros detalles plateados en el puente de los bajos, por último se brillara de nuevo...".  Por último el maestro muestra unos fotomontajes donde la escultura luce espectacular.

Se puede apreciar el gusto del maestro por la música, que se vuelve un tema recurrente de sus diferentes obras. Esto lo pueden disfrutar en la página de fotografías del maestro. Parece un museo digital de su obra y se puede ver aquí.

Estaba esta semana pendiente de la publicación de esta obra... y mis ocupaciones hicieron que solo hasta hoy pudiera compartir con ustedes esta espectacular escultura en el blog. Se me adelantaron, y gratamente porque es un diario de mucha circulación en nuestra ciudad, con una portada en ADN (Ver portada).

Finalmente no encuentro otra manera diferente para terminar, que la misma con la que comencé: felicitaciones al maestro Ramón Echavarría por esta hermosa obra que será parte de nuestro legado cultural en Medellín.